Blog

05 March 2017 Publicado en Blog Escrito por

El Cuento del Elefante

Los invitamos a leer un cuento que hace que repensemos aquellas opiniones o percepciones que tenemos muy arraigadas de la realidad y que a veces más que ayudarnos y potenciarnos nos limitan ...
EL ELEFANTE ENCADENADO (de Jorge Bucay)
De pequeño me gustaba el circo. Me encantaban los espectáculos con animales y el animal que más me gustaba era el elefante. Me impresionaban sus enormes dimensiones y su fuerza descomunal. Después de la función, al salir de la carpa, me quedaba extrañado al ver el animal atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que le aprisionaba una de las patas. La cadena era gruesa, pero la estaca era un ridículo trozo de madera clavado a pocos centímetros de profundidad. Era evidente que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo también podía tirar de aquel minúsculo tronco y huir.
— ¿Por qué no la arranca y se escapa? —pregunté a mis padres.
Me contestaron que era porque estaba amaestrado. La respuesta, sin embargo, no me satisfizo. «Si estaba amaestrado, ¿por qué lo tenían atado?». Pregunté a parientes y maestros y pasó mucho tiempo, mucho, hasta que alguien que resultó ser un sabio que me dio una respuesta convincente: «El elefante del circo no se escapa porque está atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño ».
Entonces me imaginé el elefante recién nacido y atado a una estaca. Seguro que el animal tiró y tiró tratando de liberarse. Debía terminar el día agotado porque aquella estaca era más fuerte que él. Al día siguiente debía volver a probar con el mismo resultado y al tercer día igual. Y así hasta que un día terrible para el resto de su vida, el elefante aceptó su impotencia y se resignó a su destino. Desde entonces, el elefante tenía grabado el recuerdo de su impotencia. Y lo que es peor, nunca más volvió a cuestionarse ese recuerdo y nunca más volvió a poner a prueba su fuerza.
A menudo a las personas nos pasa lo mismo. Vivimos encadenados a cadenas que nos quitan libertad. Pensamos que «no podemos» hacer tal cosa o tal otra sencillamente porque un día, hace mucho tiempo, lo intentamos y no lo conseguimos. Entonces nos grabamos en la memoria este mensaje: «no puedo, no puedo y no podré nunca». Esta creencia autoimpuesta nos ha limitado desde entonces y no la hemos cuestionado más. Seguramente ahora somos más grandes y más fuertes y estamos más preparados, pero aquel recuerdo nos limita a la hora de intentar liberarnos.

Read more

Crisálida Coaching en entrevista por el diario La Tercera a través de nuestra coach asociada, Laura Retamales, en relación al tema: "Conocimientos para potenciar el futuro laboral". Agradecemos al periodista Andrés Ortiz y a La Tercera.

http://latercera.pressreader.com/la-tercera-especiales

 

 

Read more Modificado por última vez en Viernes, 24 February 2017 23:31
16 February 2017 Publicado en Blog Escrito por

SUGERENCIAS PARA ESTAR AGRADECIDOS

Una de las claves para ser feliz, es agradecer a la vida todo lo bueno que uno tiene. ¿Necesitas algunas razones para estar agradecido? Considera las siguientes...

1. La vida misma

Si estás leyendo esto, quiere decir que te despertaste por la mañana, estas respirando y estás vivo. ¡Esta es una bendición que no se debe dar por hecho!

2. Salud
¿Por qué esperar a que suceda algo para empezar a apreciar el valioso regalo que es tener buena salud? Esto es algo por lo que sin duda hay que estar agradecidos.

3. Familia

Tus hijos, esposa, nietos, padres, hermanos, parientes, son regalos entrañables por los cuales te debes sentir honrado.

4. Tus sentidos
¿Te puedes imaginar una vida sin lo maravilloso que es escuchar, tocar, ver, oler y paladear? Carecer de cualquiera de ellos es limitante, pero combinados, ¡llenan nuestras vidas... de vida!
 

5. Trabajo
Solemos quejarnos algunas veces, sino es que siempre, de tener que ir a trabajar, pero la bendición de tener un trabajo para sostener a tu familia es algo de lo que debes estar agradecido, especialmente en estos días de incertidumbre.
 

6. Los rayos solares
Piensa en el placer que produce salir a la calle y sentir su luz iluminando tu rostro. ¿Puedes sentir como te abriga su calor?
 

7. La lluvia
Aunque rara vez llueve cuando lo "consideramos adecuado", es indispensable para nuestra propia supervivencia. ¡Gracias al cielo que la tenemos... y gracias al cielo que no sucede todos los días!
 

8. Comida
Hay tantos en el mundo que no tienen lo necesario para comer, ¡que debemos estar agradecidos si en nuestro caso no nos falta en la mesa cada día!
 

9. Relaciones amorosas
La vieja canción dice: "El amor hace que el mundo gire". ¡Qué cierto es! Da gracias por todo el amor que recibes de la vida.
 

10. Amigos
Los amigos son la familia que escogemos amar. ¡Qué maravilloso contar con ellos!
 

11. Abrazos
Un acercamiento amoroso puede eliminar la tristeza, levantar el ánimo y sanar las penas. Esta es una bendición que debe ser atesorada.
 

12. Libertad
La libertad de vivir, respirar y tener tus propias ideas, es uno de las grandes regalos que se nos concede por estar en este mundo.
 

13. Hogar
No tiene por qué ser grande o lujoso, ya que un hogar lleno de dicha y amor es el mejor recinto del alma. ¡Agradece el que tienes!
 

14. Educación
Muchas personas subestiman el valor de la educación, pero aquellos que han podido acceder a ella saben lo valioso que es.
 

15. Bondad
Usualmente, sólo cuando vivimos lo opuesto somos capaces de reconocer la bondad que también otros nos han expresado.
 

16. Esperanza
La esperanza por alcanzar un futuro mejor es lo que nos da la fortaleza para seguir adelante en nuestras vidas. Agradece por el futuro que te espera.
 

17. Memorias
Si bien es cierto que no es saludable "habitar" en el pasado, recordar los buenos momentos de vez en cuando nos sirve para reconocer que la vida también nos ha dado eso.
 

18. Risa
De esto nunca hay demasiado en nuestras vidas, así que agradece cada vez que sucede y el que se produzca en tu vida.
 

19. Mascotas
El afecto incondicional de las mascotas es una bendición que debemos celebrar. Da gracias porque tu mascota no guarda rencores y siempre te recibe con cariño.
 

20. Honestidad
La verdad es algo que usualmente no vemos en este mundo en que vivimos, por eso es una bendición cuando nos encontramos con ella.
 

21. Pasatiempos
Ya sea leer, emprender actividades manuales, hacer ejercicio o salir a acampar, los pasatiempos suelen ser actividades que nos resultan muy gratificantes. Sin duda merecen nuestro mayor reconocimiento.
 

22. Naturaleza
Árboles que se mueven al paso de una brisa suave; ardillas y conejos que se pasean por el bosque; flores que brotan del suelo fertil para mostrarnos sus colores; estrellas que brillan en el cielo para anunciarnos la noche. Imágenes, todas ellas, que nos recuerdan que también nosotros pertenecemos.
 

23. Color
¡Qué aburrido sería el mundo sin colores! Rojos, azules, verdes, amarillos, naranjas... incluso el blanco y el negro hacen que el mundo sea visualmente atractivo.
 

24. Música
Los bellos sonidos y tonos de la música son casi místicos, algo en ellos es sobrenatural y nos afecta. Piensa cómo te hace sentir tu música favorita. ¡Esto también es motivo para estar agradecidos!
 

25. Contratiempos
Aunque nunca los disfrutamos, los contratiempos nos sirven para fortalecernos y conducirnos por nuestro camino verdadero.
Fuente: Conversando en Positivo

Equipo Crisálida Coaching

Read more Modificado por última vez en Domingo, 19 February 2017 19:14

No sólo les entregan información relevante al interlocutor. Mantener determinadas actitudes físicas ayuda a sentirse más seguro y así volverse más asertivo, explica Amy Cuddy, profesora de Harvard. 

Mientras lee este artículo quizás tenga las piernas cruzadas. Puede que se esté tocando el cuello con una mano o que esté reclinado hacia atrás.

Sin importar cuál sea su postura, ésta refleja una forma de sentir que es leída por quienes lo rodean.

"El lenguaje corporal genera juicios que pueden servir para que invitemos a alguien a salir o decidamos a quién contratar", dice en su presentación en una charla TED, Amy Cuddy, psicóloga social y profesora de Harvard, especialista en lenguaje no verbal.

Para mostrar dominancia, los monos, por ejemplo, se muestran más grandes y estiran los brazos. "Están ocupando espacio y esto es cierto para todos los animales, no sólo los primates. Y los humanos hacemos lo mismo", aclara Cuddy.

Los gestos de poder son claramente identificables en mandatarios o músicos famosos, pero también se visualizan en los pequeños momentos de victoria personal.

"Estas expresiones son tan antiguas y universales que la postura conocida como 'orgullo' fue estudiada por Jessica Tracy. Ella vio que tanto las personas que nacen con vista normal como los ciegos congénitos levantan los brazos en 'V' cuando ganan una competencia física. Cuando cruzan la meta, no importa si no han visto a nadie hacer este gesto: levantan los brazos y ligeramente expanden el pecho", explicó Cuddy.

Para averiguar, en sentido inverso, si un gesto ayuda a sentirse de un determinado estado anímico, Cuddy y su equipo realizaron un experimento. Por dos minutos se le pidió a un grupo de voluntarios que mantuvieran posturas asociadas, ya sea con una persona poderosa o con una persona con poco poder.

Luego se les preguntó si querían apostar. Además, antes y después de adoptar las posturas, se les midió el nivel de testosterona (hormona relacionada a la dominancia) y cortisol (relacionada al estrés).

Según se vio, un 86% de quienes habían mantenido gestos corporales relacionados con el poder decidieron apostar. Sólo el 60% de quienes habían mantenido actitudes más retraídas lo hicieron. Además, en los primeros aumentó la testosterona en un 20% y disminuyó el cortisol en un 25%. En el segundo grupo, en cambio, la testosterona bajó 10% y el cortisol aumentó 15%.

"Tras dos minutos (de mantener una cierta postura) se configura el cerebro para sentirse más confiado o para sentirse más inseguro".

Según las investigaciones de Cuddy, la gente que se siente poderosa es más asertiva, segura, optimista, piensa de manera más abstracta y toma más riesgos. Además, se sienten más cómodos opinando y siendo ellos mismos.

Sin embargo, agrega, eso no implica que al ir a una entrevista de trabajo haya que sentarse con los pies sobre la mesa del entrevistador y recostarse en la silla. Al contrario, "hay que recordar que esto se trata de usted hablando consigo mismo", aclaró.

Por eso, dice, en vez de esperar la entrevista mirando hacia abajo, una buena idea es ir al baño y, por dos minutos, levantar los brazos en señal de triunfo.

Alan Frenk, presidente de la Sociedad Chilena de Programación Neurolingüística coincide con Cuddy. "Es muy difícil estar bajoneado si se está de pie, erguido, con la mirada hacia el cielo. Claro, esto no puedes hacerlo en una reunión de gerentes, pero sí en la casa".

Y agrega: "Una postura adecuada puede interrumpir un estado de ánimo. Y aunque no se tratará de una sensación interna permanente, puede servir de puerta de salida".

Sin embargo, Cuddy va más allá. Según su experiencia, es posible actuar de una cierta forma hasta que se internalice. "No finja hasta que lo logre. Finja hasta que se transforme en lo que desea ser", es su lema.

Ella, de hecho, le tenía miedo a dictar conferencias y cuando recién egresó estuvo a punto de renunciar a su trabajo para evitar hacerlo. Sin embargo, de tanto fingir que era una buena oradora, de repente se dio cuenta de que ya no le costaba pararse frente a una audiencia, como la que la vio disertar en TED.

''Sonreímos cuando nos sentimos contentos. Pero también cuando estamos forzados a sonreír, sosteniendo un lápiz entre los dientes, nos sentimos más felices. Funciona en ambos sentidos”. AMY CUDDY, PSICÓLOGA SOCIAL

Video de Amy Cuddy en su charla TED. http://on.ted.com/Cuddy

Fuente: http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp…#

Read more

Contáctenos

Responderemos a la brevedad